escudo universidad de guanajuato 4

dra guadalupe de la rosa

Dra. Guadalupe de la Rosa
Departamento de Ingenierías Química, Electrónica y Biomédica
División de Ciencias e Ingenierías
Campus León

Leíste bien, sinCROTRONES (no crotones). Y... ¿qué es un sinCROTRÓN? Es la herramienta más poderosa que existe en la actualidad para estudiar la materia, es decir, casi todo lo que puedes tocar. Y, ¿cómo funciona un sincrotrón? pues es relativamente sencillo. Imagina una "máquina" del tamaño de un estadio de futbol que produce un haz de luz tan brillante, que prácticamente tienes un millón de soles en un rayo del grueso de un cabello. Suena como de ciencia ficción, ¿cierto? Pues esto es tan real que en el mundo existen alrededor de 70 sincrotrones. Gracias a ellos podemos ver detalles de la materia a nivel atómico y molecular que no podemos ver con ninguna otra herramienta existente en la actualidad. Te preguntarás: ¿y para qué queremos ver con tanto detalle? En realidad esta pregunta puede tener miles de respuestas. En este espacio te comentaré algunas y te invito a que investigues más sobre el tema (http://www.esrf.eu/Industry). Cualquiera que sea tu inquietud, seguramente encontraremos alguna forma en que los sincrotrones podrían ayudar a resolver el problema planteado.

¿Alguna vez has tomado medicamento? Es muy probable que sí y que también hayas experimentado los llamados “efectos secundarios”. Esto ocurre en parte porque los componentes interaccionan no solamente con el órgano de interés sino con otras células; a esto se le llama no-especificidad. El reto es desarrollar medicamentos específicos para que tanto los efectos secundarios como los costos se reduzcan.

Gracias a la información que podemos obtener en un sincrotrón, podemos identificar con un alto porcentaje de certidumbre el origen de la contaminación atmosférica y la composición y forma química de los elementos que se encuentran en el aire y que por lo tanto respiramos. Con esta información podemos determinar soluciones a la problemática de fondo.

Día con día aparecen nuevos materiales que el hombre va creando para satisfacer las necesidades existentes. Así, por ejemplo, contamos ahora con materiales más ligeros para medios de transporte como autos, aviones, etc. Esto ayuda a reducir la cantidad de combustible que se requiere para mover estos vehículos. Por otro lado, se investiga para que estos materiales no sean solo más ligeros sino también más resistentes (doi:10.1016/j.ijfatigue.2009.02.043), e incluso autorreparables. Y es que con luz de sincrotrón podemos llegar al corazón de la materia para entender de una manera extremadamente fina como es que se comporta en diferentes escenarios.

Al estilo de Jurassic Park, algunos científicos han podido estudiar la anatomía de insectos que hace millones de años quedaron atrapados en ámbar opaco (doi:10.1016/j.crpv.2010.07.014). Antes de las técnicas con luz sincrotrón, esto había sido imposible dada la opacidad que se mencionó.

Y así, las industrias farmacéutica, energética, alimentaria, aeroespacial, de la piel y el calzado, así como herencia cultural, biomedicina, medio ambiente, entre muchas otras, han tenido avances significativos gracias a que ahora contamos con esta herramienta. El reto para nuestro país es lograr que tengamos uno propio. Esto impactará la investigación y desarrollo tecnológico como nunca antes lo hemos visto. Si nuestra ciencia avanza a 10 por hora, con un sincrotrón podríamos avanzar a 100 por hora. Gran diferencia, ¿no crees?

 

Lascuráin de Retana No. 5, Col. Centro C.P. 36000

Guanajuato, Gto., México

Tel: +52 (473)  732 00 06

webugto@ugto.mx

premio internacional editorial ox