escudo universidad de guanajuato

100_2481Yo cursé el último semestre de materias en la Universidad de Guanajuato en Historia, fue entonces cuando me di cuenta que debía echar mano de la interdisciplinariedad para poder adentrarme en la tesis, no podía analizar algo que no conocía. Con este motivo cursé materias de otra carrera relacionadas con el tema de mi tesis: el impacto del periodismo en movimientos sociales, orientada desde luego a la historia.

Al principio fue muy duro. Llegue a una universidad con métodos de aprendizaje totalmente diferente; con modos de calificar diferentes; y además de esto a una carrera que era totalmente desconocida para mí, con personas de todos los semestres. El primer mes no entendía muy bien como se trabajaba y me sentía perdida, era un lenguaje disímil, pero sabía que este lenguaje me serviría regresando a México.

Tuve materias extremadamente buenas -como movimiento paramilitar en Colombia, Coyuntura Internacional, o Historia de Colombia- que me abrieron la posibilidad de conocer autores con bases sólidas para sustentar mi pasamiento crítico; además de tener profesores expertos en el tema y ser verdaderos docentes. A final del semestre, viendo las cosas en perspectivas, puedo darme cuenta que lo poco o mucho que aprendí fue concienzudamente; no solo de las buenas también de otros métodos de aprendizaje en contextos y ciudades diferentes. Conocí otras miradas acerca del arte y otro significado de la vida, aumentando mi nivel de tolerancia tan necesario para vivir en sociedad.

DE CÓMO FUERON LOS TRÁMISTES PARA EL INTERCAMBIO UG

100Decir que los trámites que realicé para el trámite de intercambio UG fueron fáciles sería mentir. Fue un verdadero misterio; cada papel que anexaba al expediente era un logro, releía y releía los pasos para los trámites, visitaba oficinas, leía planes de estudios de universidades extranjeras y buscaba similitudes con los planes de la Universidad de Guanajuato.

Se trata, simplemente, de perseverancia, de análisis y paciencia. En realidad ningún documento que piden para el intercambio es irealizable, pero muchas veces, al verse el estudiante, frente a tantos documentos se desiluciona y deja de intentarlo, finalmente vivir en Guanajuato es el sueño de cualquier estudiante.

Yo muchas veces pensé dejar los trámites sin concluir, me desesperé pensando que no llegaría la aceptación para la Universidad a la que la Universidad de Guanajuato había aceptado enviar mis papeles. Creo que no existe nada peor que la incertidumbre, tus próximos 6 meses o quizá un año dependen de una simple carta que no llega.

Finalmente llega y comienza otra tortura: “la visa”, en mi caso esta solo demoraba 3 días en dar respuesta y no pedían más de 6 documentos, de cualquier manera estar en la embajada hace que las piernas te tiemblen, abrir el sobre donde te dicen si aceptan dártela es aún más intenso, todo pasó por mi mente en esos segundos en los que rompía el papel para ver la respuesta. Y todo esto vale la pena por vivir la experiencia de un intercambio

PROMOCIÓN UG

100_2506Realizar la promoción UG fue sumamente divertido, mi trabajo fue dar una conferencia sobre la manera de trabajar de la Universidad; para esto me tocó también dar una conferencia sobre México, su cultura, historia, formas de trabajo y demás temas que surgieron a partir de mi presentación.

Debo decir que me esmeré haciendo la presentación, iba a ser día de muertos y quise dar una pequeña explicación de esta tradición para hacer más atractivo el país, pensé montar un altar de muertos y a partir de él introducir el tema, pero me fue imposible conseguir e material, así que lo presenté de manera virtual.

Hable de la comida, de la historia a grandes rasgos, de la revolución,  de Guanajuato  y finalmente di una larga explicación larga sobre la educación pública en México, de la manera de trabajar de mi facultad, de los apoyos académicos, de la libertad creativa, del clima estudiantil que se vive en la capital del estado y del nivel educativo.

Era un grupo pequeño el que fue a la conferencia, y al principio no hablaron pero la conversación se fue dando hasta plantearnos seriamente las posibilidades de la educación pública, su importancia y el papel de los estudiantes en el mundo actual.Al final repartí algo de publicidad y pude ver el interés de algunos interesados en realizar programas en la UG.

MI EXPERIENCIA PERSONAL DURANTE EL INTERCAMBIO

Cuando pensé en el intercambio a Colombia, mil cosas pasaron por mi mente. La primera de ellas fue que al llegar bailaría todo el tiempo salsa, me encontraría con personas amables que gustosas darían indicaciones, orgullosas de su país. Pensé que junto a ellos descubriría la Latinoamérica de la que me enamoré estudiando historia, esa que por más que la golpeen sigue de pie con esa gente de roble que no se derrumba a pesar de las guerras, de la violencia o la explotación.

Pero, lo que me encontré fue una ciudad fría; con gente apresurada que luchaba por destruir a su vecino; me encontré con robots que perdieron la sonrisa y tiene como único sueño emigrar a donde las jóvenes se hacen modelos y las mujeres se casan con millonarios; me encontré con una ciudad que quiere aparentar, pero no busca formar esa apariencia con estructuras firme; me encontré con una sociedad dividida claramente por clases sociales llamadas estratos: aquí no te preguntan cómo te llamas, sino de que estrato eres.

Me dolió ver tanta miseria,  y tanto desinterés, me dolió ver que esa Colombia orgullosa que existió en la Gran Colombia de Simón Bolívar, la encuentro solo en los libros. Cuesta trabajo darse cuenta que un país se militariza y se pinta de paz para el mundo, cuando en realidad la gente se mata en las calles por un celular, donde los paramilitares que entraron al proceso de paz simplemente cambiaron de nombre a bacrim, imponiendo su ideología (si es que la tienen) al resto de la población.

En medio de todo esto, parece que un pequeño sector, al que no le interesan las modas o la guerra sale a las calles a luchar por sus derechos, ellos no piden armas ni lanzan bombas, ellos reparten abrazos y exigen dignidad. Se unen, son consientes y luchan. Ver a esos jóvenes salir a caminar subir por calles realmente empinadas, cruzar por baches y recibir los rayos del sol con esa fuerza que solo da la conciencia me da confianza en este mundo loco en el que vivimos cuidarlo y mejorarlo.

Universidad de Guanajuato
Dirección de Relaciones Internacionales y Colaboración Académica
Derechos Reservados 2012
Lascuráin de Retana #5, Col. Centro, C. P. 36000, Guanajuato, Gto.
Tel: +52 (473) 732 00 06. Exts: 1011 y 2709