escudo universidad de guanajuato

EXPERIENCIA DE REALIZAR EL TRÁMITE PARA SOLICITAR EL INTERCAMBIO

En lo personal diría que mi experiencia comenzó cuando en la página de DCA vi la bandera de Brasil. Al principio no estaba convencido, principalmente por el aspecto económico, sin embargo el deseo de vivir esta experiencia y de aprovechar la oportunidad que la Universidad de Guanajuato pudo sacar el resto adelante. Una vez que vi los requisitos comencé a estar seguro que podía cumplirlos, mientras te das cuenta de lo cerca que estas de cumplirlos la emoción aumenta y es más fácil tener los objetivos claros y poder cumplirlos.

 

P1010257La realidad es que si de verdad quieres hacer el intercambio, a parte del dinero todo lo demás está en tus manos. Cuando vi la convocatoria por primera vez con la intención de hacer el intercambio (la había visto muchas veces antes pero siempre imaginando sin realmente querer participar), me dio gusto saber que el promedio y el no adeudo de materias ya lo tenía cubierto, aunque en una de las visitas a mi coordinadora de intercambio en DCEA, resultaba que una de las materias que estaba cursando era una de las que más alumnos reprobaban en ese semestre, sin embargo al final, como mencioné, todo estaba en mis propias manos y logré aprobarla.

Después estaba el tema del idioma, en mi caso la escuela me pedía inglés con 480 puntos TOEFL, pero el país al que iba tiene como lengua local el portugués del cual no sabía ni una palabra. El TOEFL fue el requisito para el cual más me preparé, pero tenía confianza de lo que ya sabía y al final no resultó tan complicado, y en cuanto al portugués todos mis amigos y familiares me decían que no me preocupara, que era casi lo mismo. En este caso no creo que deba ser un impedimento para venir a Brasil, la realidad es que si bien no es lo mismo, es posible comunicarse.

En cuanto a la búsqueda de materias para revalidar, esa es una de las partes que más me emocionaron. El poder empezar a hablar y tener contacto con las personas de la otra Universidad y empezar a tener que escribir en inglés o leer portugués, y el notar la actitud que la gente de UNIFOR me mostraba en esas conversaciones me sirvió mucho para tener más confianza sobre el lugar al que iba.

304091_10150276170370870_589640869_8173523_1271190736_nDespués ya todo estaba listo, llegaron las entrevistas que fueron menos duras de lo que imaginé, recuerdo que más que tratar de decirme que no fuera, los profesores me recomendaban cosas y me decían sobre posibles sucesos que pudieran pasar ya estando acá. Tras las entrevistas llegaron los resultados de aprobación, recuerdo que todo mi salón estaba pendiente.

Un día abrí mi correo y acababa de recibir la imagen de la carta de aceptación de UNIFOR, y un mensaje de bienvenida, lo cual me llenó de emoción. A partir de ese momento y hasta que tuve el boleto de avión en mi mano, todo fue vencer el ultimo nerviosismo, las últimas excusas que pudieran salir para no ir. Recuerdo muy bien una frase de la maestra Ingrid en la plática de orientación, que después de tanto trámite y cosas que se hacen, el pretexto del miedo no es válido.

En general la experiencia del trámite debe servir para probar que el alumno de verdad quiere hacer el intercambio. Si la convicción es total, el trámite pasará muy fácil, cumpliendo los requisitos no es nada del otro mundo. Desde mi punto de vista, los alumnos que quieren hacer el intercambio, deben asegurar primero que tienen o contarán con los recursos necesarios para hacerlo, y a partir de ahí ya todo es más fácil.

 

 

EXPERIENCIA DE PERSONAL DURANTE EL INTERCAMBIO
La experiencia del intercambio y el empezar a sentir cosas diferentes a lo que se está acostumbrado comienza, al menos en mi caso, una semana antes de subir al avión. La verdad es que teniendo las ganas y deseos de hacerlo, los trámites no causan algún nerviosismo fuera de lo común. Sin embargo debo admitir que una vez teniendo cerca la fecha de viaje comencé a extrañar por adelantado muchas cosas que ya no haría, personas que ya no vería y lugares a los que ya no podría asistir. La emoción de irte y conocer cosas nuevas se mezcla con el sentimiento de dejar cosas que ya tienes, pero obviamente es mas nervio que otra cosa y uno debe confiar en lo que va ir a hacer.

 

304730_10150276171915870_589640869_8173552_1279952084_nLos primeros días representaron una especie de shock para mí. Al no tener un lugar propio para vivir y en consecuencia cocinar, se tiene la necesidad de gastar más dinero de lo que se tenía pensado por lo que la cabeza empieza a imaginar situaciones inesperadas. Pienso que es importantísimo estar consciente del lugar al que se va, y en mi caso el pensar que Brasil sería lo mismo que México y principalmente Fortaleza lo mismo que Guanajuato o incluso León fue una percepción equivocada. Desde el principio esa diferencia me ayudo para saber de primera mano la inmensidad y diferencias mismas que hay en el mundo.

Después empecé a tener la oportunidad de probar mis habilidades, experiencias y capacidades para manejarme yo sólo en un ambiente ajeno a mí. Al buscar apartamento para vivir, pude practicar mi inglés y mi italiano lo cual me gustó al darme cuenta que era capaz de eso. El adaptarse a otro estilo de vida, a otra cultura y manera de hacer las cosas me permitió sentir que puedo desenvolverme de manera adecuada en cualquier parte que esté.

Otra de las cosas que se puede sufrir, es adaptarse a la comida y extrañara a la familia y a los amigos. En cuanto a la comida, a mi me parecía todo más caro y más feo, y siempre se empieza a comparar con lo que uno está acostumbrado, sin embargo una vez ya pudiendo cocinar en casa, la verdad es que uno puede hacer lo mismo que en México, al final de cuentas la comida es parte del cambio y de la experiencia y se debe disfrutar en lugar de hallarla como una molestia. En cuanto a extrañar a tus seres queridos, la tecnología hoy en día ayuda muchísimo a mitigar ese inconveniente, así que si bien se les extraña mucho al principio, una vez que ya consigues amigos otra vez, es suficiente con hablar o chatear con los que dejas en México.

321425_10150276172250870_589640869_8173557_1729780876_nOtro aspecto que el intercambio ha puesto a prueba en mí ha sido el moral. Poder actuar conforme a lo que mi familia y mi educación me han brindado me ha servido para identificar mis valores como persona y como individuo, y a fortalecer mis ideales, ya sea ante experiencias buenas o malas, pero he podido identificarme más conmigo mismo y forjar un poco más mi carácter.

Por otro lado el poder conocer personas, costumbres, tradiciones y maneras de pensar de personas de otras partes del mundo, me ha permitido abrir un panorama más amplio sobre lo que es mi país, sobre lo que yo como mexicano quiero demostrar en el extranjero, y yo como persona soy capaz de hacer ante la competencia mundial.

Pienso que el intercambio es la mejor oportunidad que se tiene para probarse a uno mismo en todos los aspectos. Si logras superarlo con éxito, sólo te queda disfrutarlo al máximo y aprovechar en el futuro las experiencias que adquieres en él.

 

 

EXPERIENCIA ACADÉMICA DURANTE EL INTERCAMBIO
Llegando a la Universidad de Fortaleza y teniendo mis clases en inglés, pensé que sería mucho más difícil que en la Universidad de Guanajuato. Para empezar la UNIFOR te bombardea con publicidad sobre que es la mejor Universidad del nordeste de Brasil y una de las mejores del país, las instalaciones son propias de una escuela privada de alto nivel, y la decoración llena de arte y modernidad impacta un poco.

 

Al empezar el semestre me sentí emocionado de afrontar el reto de sacar buenas calificaciones ante alemanes, franceses, estadounidenses y brasileños, así que comencé bien participando y haciendo más tareas de las que normalmente hacía en Guanajuato. A diferencia de mis clases en la UGTO, acá tenía menos compañeros por lo que la interacción con el profesor y con los alumnos era más fácil.

Me da la impresión que al ser escuela privada, los profesores se preocupan de más por evitar que los alumnos reprueben una materia, y el sistema en si está diseñado para eso. En Comercio en DCEA, yo tenía generalmente 2 parciales y un final, ya sea con trabajos, exámenes, tareas, etcétera, para tratar de sacar una calificación mínima de 7.0 para aprobar la materia, y en la mayoría de las ocasiones, dichos parámetros debían cumplirse o entregarse en una fecha establecida sin posibilidad de cambio. En UNIFOR, los alumnos tienen dos periodos de evaluación, que en mis materias eran compuestos por examen, presentación, trabajo y algunas tareas. En el promedio de dichos periodos se tiene que sacar un mínimo de 8.0 para salir de vacaciones a finales de Noviembre, el calendario de clases está hasta el 18 de Diciembre, por lo cual si no adquieres esa calificación tienes que hacer un tercer periodo de evaluación donde sacando un 4.0 apruebas la materia.

Desde mi punto de vista, los conocimientos que he adquirido en la UGTO son tan buenos o mejores que los que muchos de mis compañeros, incluso europeos poseían. En este ámbito, la verdad es que no tuve mayor problema para cumplir satisfactoriamente con mis cursos, ya que estaba bien acostumbrado a las más altas exigencias de mis profesores en nuestra Universidad.

 

 

021EXPERIENCIA DE REALIZAR LA PROMOCIÓN DE LA UG
La promoción de la Universidad de Guanajuato es una de las partes más interesantes que tuve durante mi estancia en UNIFOR. El recibir un paquete con tus datos desde tu país es algo que emociona, ya que si en verdad no es un regalo o algo de tu familia, siempre recibir cosas llama la atención. En mi departamento estoy viviendo con dos colombianos de la Universidad de Ibagué en Tolima, Colombia, y al abrir la caja y ver todo el material que DCA me había enviado para promocionar mi escuela, se pusieron algo celosos al respecto y comenzaron a enviar correos a su Universidad para que hicieran lo mismo. Eso me gusto de la UGTO y creo que demuestra un perfil correcto e innovador.

 

Después al hablar sobre la promoción con Eunúbia, quien es la encargada de establecer el contacto con los alumnos de intercambio, y quien más facilidades y atenciones nos brindó, se había decidido que se haría durante la semana de Mundo UNIFOR, la cual es una jornada donde la Universidad de Fortaleza presenta ante la comunidad todas las actividades que ha realizado y lo que ofrece, además de conferencias y otros eventos promocionales. Desafortunadamente, los altos directivos del departamento de intercambio internacional no gestionaron los recursos a tiempo para realizar el evento durante esa semana y al final no se pudo llevar a cabo.

Tras seguir insistiendo por mi parte para que nos brindaran un espacio para la promoción, finalmente nos otorgaron el uso de un auditorio para el día 16 de noviembre. Para la promoción yo estaba emocionado y a la vez nervioso sobre tener que hablar de mi país de mi estado, de mi ciudad y de mi escuela en portugués. No sabía cuales eran los mejores aspectos que le podrían interesar al estudiante de UNIFOR sobre nuestra escuela. Preparé algunos flyers y trípticos que promocionaban el evento y mostraban aspectos verdaderamente interesantes sobre el estado de Guanajuato, como el Festival Internacional del Globo, el Campeonato Mundial de Rally o las Momias. Dichos trípticos los distribuí mediante Facebook y colocando algunos en los pizarrones de cada bloque del campus. Al ver esas imágenes, muchos de mis compañeros no tenían idea de que esas cosas pasaran en México, y el interés fue grande.

El día del evento acudió poca gente. Por un lado me di cuenta que la promoción de la posibilidad misma de hacer intercambios no es tan buena como lo hace DCA en nuestra Universidad, la mayoría de los alumnos no saben sobre eso o sobre los destinos que pueden experimentar. A pesar de eso, los interesados se mostraron curiosos y emocionados con el material que presentamos, el cual consistió en videos sobre Guanajuato, sobre estudiar en México, sobre el Festival Cervantino, así como una presentación que incluía imágenes de los diferentes campus de la UGTO y una equivalencia español-portugués sobre las carreras que se pueden cursar durante la estancia.

Al estar presentando y usando el material, sentí orgullo de pertenecer a la UGTO, y eso me llevó a sentirme más seguro al momento de hablar con los alumnos brasileños. Además el apoyo de los integrantes del departamento de intercambio de UNIFOR ayudó mucho.

 

 

383738_10150386271047881_681302880_8457100_444907959_nCONCLUSIONES
En conclusión, como ya mencione, el intercambio que ofrece la Universidad de Guanajuato es una de las mejores experiencias que se pueden tener para poder probarse a uno mismo todas las capacidades, habilidades y oportunidades que se pueden tener, desarrollar y adquirir. Más allá de lo que se aprende en el salón de clase o de aprender un nuevo idioma, el conjunto de experiencias que se adquieren durante la estancia, las incomodidades, los infortunios, las personas que conoces, las personas que te ayudan, todos esos momentos sirven demasiado para forjar una identidad de cara nuestro futuro.

 

El tener esta nueva forma de ver el mundo y la vida misma te permite actuar de mejor manera de cara al resto de tu carrera y al comienzo de la vida laboral. Al mismo tiempo, te da la posibilidad de comparar y valorar muchas cosas que tienes en casa, desde el país mismo y sus costumbres, como a tu familia, amigos y demás componentes de tu vida.

En cuanto a venir a Fortaleza, Brasil, ha sido la mejor decisión que pude haber tomado. Esta ciudad es propiamente una gran metrópoli y el estilo de vida que se maneja en UNIFOR te provoca el deseo de seguir adelante y hacer muchas cosas más para que tú, tu Universidad y tu país sigan creciendo.

 

Universidad de Guanajuato
Dirección de Relaciones Internacionales y Colaboración Académica
Derechos Reservados 2012
Lascuráin de Retana #5, Col. Centro, C. P. 36000, Guanajuato, Gto.
Tel: +52 (473) 732 00 06. Exts: 1011 y 2709