escudo universidad de guanajuato

 

386447_10150380488742487_804227486_8336486_630711175_nMe llamo Alejandra Andrade Ríos, nací en la ciudad de Guanajuato, y estudio la carrera de Contador Público en la DCEA campus Guanajuato.

Desde que cursaba la preparatoria tenia el sueño de irme de intercambio, pero al ingresar a la Universidad de Guanajuato, sabia que era cuestión de que yo me decidiera para poder realizarlo, pues desde que ingrese  sabia que la Universidad contaba con convenios para a donde yo quisiera. Y fue así que desde que estaba en 5 semestre de la carrera lo comenté con mis papás, pues sabíamos que un intercambio conlleva también mucho dinero, pero mis padres desde ese momento estuvieron conmigo y me apoyaron.

Decidí realizar mi intercambio en el noveno semestre, me sentía más preparada, y tenía lo que se necesita para realizarlo: actitud, disponibilidad, positivismo y muchas ganas de seguir creciendo como persona.

Cuando empecé todos los tramites asistí a platicas que proporcionaba DCA para llenarme de información, al igual platicaba con amigos que ya habían realizado un intercambio, ellos me animaron más de lo que ya estaba. Fue así como el primer paso fue seleccionar la Universidad de destino: West Virgina University, para mi elección tuvo mucho que ver el idioma, y el apoyo económico, es decir, los convenios de hospedaje y alimentación.

Juntar los papeles que requería la Universidad no fue difícil, el único problema para mí fue que hice muy tarde el examen TOEFL, por poco no lo entregaba, pues para la fecha que tenían programado llegar los resultados, no mas no llegaba; estuve yendo a la escuela donde lo presente  diariamente, me decían ven mañana y así me tuvieron varios días pero finalmente lo obtuve. Después de entregar todos los papeles seguían los nervios de la entrevista, gracias a dios todo salió muy bien y días después al recibir la noticia la aceptación de mi solicitud fue una emoción que no se puede describir en palabras.

El tiempo se te hace demasiado largo desde que inicias a juntar todos los papeles, hasta cuando te llega tu carta de aceptación, recuerdo que cuando me llego, me sentía que ya tenía un pie en West Virginia! Nada se compara con lo que sentí al ver mi nombre en ella.

Fui a solicitar mi VISA a la embajada del D.F. y después de eso solo me la pasaba contando los días para empezar uno de los sueños más grandes que he tenido.

Gracias a Dios y a mis padres que siempre me apoyaron emprendí el vuelo hacia lo que sería una de las mejores experiencias de mi vida!!

DSC07827Let’s Go… Mountaineers!

Aun recuerdo como si fuera ayer el primer día que pise tierras norteamericanas, la primera barrera que se me presento fue el idioma, no es lo mismo que te lo platiquen a vivirlo, al principio todo me costaba trabajo, muchas veces no llegaba a entender lo que las personas me decían, pero con el paso del tiempo y la necesidad de sobrevivir te lleva desarrollar en ingles automáticamente. Y ahora puedo decir que esa barrera la barrera de los idiomas no existe más para mí.

 

La Universidad de West Virgina tiene muy buenas instalaciones, tanto académicas como deportivas, Buena calidad de maestros, personas muy amables que te ayudaban en todo momento;  lo que a mí me llamo mucho la atención es el sentido de identidad que sienten los estudiantes con su Universidad, en cada rincón de la ciudad te quedas sorprendido de cómo la gente quiere a su Universidad.

 

El adaptarme a la sociedad norteamericana me costó un poco de trabajo pues son muy cerrados e individualistas, pero en cambio el conocer gente de diferentes países, convivir con ellos no se me hizo nada difícil, pues al igual que yo todos estábamos en la misma situación.  Conocer tantas culturas te hace valorar lo que eres, tanto persona como mexicano, he aprendido mucho de personas que jamás lo llegue a pensar, viajado a través de sus platicas y teniendo todos un mismo común denominador, seguir nuestros sueños.

En West Virginia tienen un entorno deportivo muy bueno,  el deporte que mas emociona a los norteamericanos es el futbol Americano, es increíble como la gente lo disfruta mucho, que te hace contagiarte de la emoción, desde ponerte la playera del color de la Universidad gritar el famosísimo

Let’s Go… Mountaineers!  Y cantar con emoción la canción “Country Roads”.

Uno de los principales fines de un intercambio es la experiencia de estudiar en otro idioma. Estudiar en ingles fue todo un reto, tome 4 cursos, dos de ellos relacionados directamente con mi carrera y los otros dos para aumentar mi cultura, que valieron mucho la pena.

Solo que estudiar en otro idioma se vuelve complicado, no creía que 4 materias  ocuparían tanto mi tiempo si normalmente cursaba hasta 8 materias en un semestre, en cada tarea, examen tienes que poner el doble o triple de esfuerzo! Te llegas a desesperar de las horas que pasan al leer un solo capitulo de un libro. Al principio mis calificaciones no eran muy buenas, pero con el paso del tiempo mi ingles mejoraba, y las cosas en la escuela iban mejor.

Las clases eran interesantes, los maestros son Buenos y de alta calidad, siempre estaban a la disposición por si resultaban dudas, daban un extra  de su tiempo en algunos casos para  explicarme cosas que muchas veces no entendía.

 

DSC08774De Guanajuato para el Mundo…

Representar a tu universidad en un entorno diferente saliendo del área de confort es completamente un reto. Desde que salimos de nuestra ciudad sabíamos que parte de la experiencia era convertirnos en embajadores, que no es simplemente un requisito, si no una parte que esta inherente en ti y en tu forma de actuar dentro de la sociedad en la que me encontré.

 

Pero el promoverla no se basaba simplemente en llevar un camisa de la Universidad puesta, va mas allá, tu forma de comportarte en clase, la forma en cómo te desenvuelves en la vida académica es parte de todo lo que ha dejado la Universidad de Guanajuato en mi, que muchas personas notaron. Era tanto que hablaba de la Universidad que hasta una amiga de Japón se emocionaba cuando escuchaba hablar de la Universidad que hasta pensó en un futuro ir a hacer una estancia dentro de nuestra institución.

 

En este semestre en West Virginia participe junto mis compañeros en “The study abroad” que se realizo el día 28 de Septiembre en uno de los salones del Mountainlair (uno de los edificio principales de la institución)

 

Durante ese día no solo la Universidad de Guanajuato estaba presente, si no también diversas instituciones con las cuales esta Universidad tiene convenios.

Mis compañeros y yo preparamos un estante en el cual con el material proporcionado por la DCA, promocionábamos la Universidad, pude ver que hay gente interesada en aprender español y tomen a nuestra Universidad como parte de sus planes para realizar un intercambio. Pero el promocionar a la Universidad no se limito con esto, si no como antes lo mencione con pláticas con las personas que conocí durante toda mi estancia.

Tienes que vivirlo!!!

No hay palabras suficientes para describir todas las experiencias que me dejo esto. Simplemente estoy muy contenta por todo lo que viví y todo lo que aprendí. Le doy un consejo a todos aquellos que ha pasado por su mente hacer un intercambio: no tengan miedo de salir fuera del país, de enfrentarse a otra cultura, del idioma, este con el paso del tiempo lo mejoraras, cada persona vive cosas distintas y aprende muchísimas más!!! Vívelo!!! No te arrepentirás! Porque La Universidad de Guanajuato es tu puerta al mundo... Solo es cuestión de que tú te decidas a abrirlas.

IMG_8455

DSC07970

Universidad de Guanajuato
Dirección de Relaciones Internacionales y Colaboración Académica
Derechos Reservados 2012
Lascuráin de Retana #5, Col. Centro, C. P. 36000, Guanajuato, Gto.
Tel: +52 (473) 732 00 06. Exts: 1011 y 2709