escudo universidad de guanajuato

7Experiencia de realizar el trámite para mi intercambio.
Al pensar en la posibilidad de realizar un intercambio, implicó que realizara una revisión en cuanto a mis posibilidades académicas (ser alumna regular, el semestre que me encontraba cursando, idioma, etc.) e intereses personales académicos.  A partir de esto, me acerqué al Departamento de Cooperación y Extensión Académica del Campus León con la Mtra. Manola Vargas, quién me invitó a asistir a las pláticas informativas en donde se daban a conocer los convenios existentes entre la Universidad de Guanajuato y las otras universidades en los distintos países, así como de las modalidades para realizar un intercambio estudiantil. Manola me entregó folletos en donde se enlistan los tipos de convenios con las distintas universidades, los requisitos y procedimientos a seguir y me comentó acerca de las convocatorias vigentes en  las que podía participar. Inicialmente, comencé a revisar aquellas universidades a las que muchos estudiantes solicitaban intercambio por ISEP sin embargo, al ir revisando y descartando, al final decidía centrarme en dos opciones: aplicar para PROMESAN y por JIMA. En el caso de PROMESAN con orientación del Dr. Luis Felipe García y Barragán, quien era uno de los promotores de tal convocatoria,  investigué las ofertas académicas de las instituciones participantes y  solicité por vía mail orientación y el contenido de las materias que ofrecían con el fin de elegir una. También, implicó que me preparara y realizara el examen TOEFL institucional, sin embargo, no pude seguir aplicando para tal convocatoria debido a que el TOEFL solicitado era el IBT. En el caso de JIMA, había varias universidades destino, por lo que comencé a investigar la oferta académica y a solicitar vía mail los contenidos de las materias para ver el grado de equivalencia. Me interesé en la Universidad de Buenos Aires porque su historia, su filosofía  y su oferta académica me parecieron muy interesantes, además de que estaba la posibilidad de realizar equivalencia de materias. Recibí orientación y apoyo por parte de mi coordinadora la Mtra. Juana Angélica Salgado Guzmán para solicitar la revisión  por parte de los maestros correspondientes al proyecto de equivalencias que había estructurado. Por otro lado, Manola me informó de los requisitos para participar en una beca PAFP. Implicó mucha coordinación y responsabilidad para cumplir a tiempo con toda la documentación requerida. Antes de la fecha de mi entrevista, iba pensando y ordenando mis ideas y argumentos por mi decisión de realizar un intercambio en la Universidad de Buenos Aires. Durante mi entrevista me sentí nerviosa pero conforme iba exponiendo mis motivos, ideas y proyectos me sentí satisfecha. Estuve al pendiente de la respuesta por parte del comité y posteriormente, de la respuesta de aceptación de la Universidad de Buenos Aires. Una vez aceptada, fui convocada junto con otros a una plática informativa en el Edificio Central, en donde se nos orientó de los siguientes procesos, medidas y cuestiones que debíamos cubrir antes, durante y después de nuestro intercambio. Así mismo, recibí mis apoyos correspondientes del Programa de 1movilidad estudiantil (PMI). El estar atendiendo, investigando y haciéndome cargo de cumplir con cada uno de los procedimientos a lo largo de seis meses, por una lado constituyó estrés e incertidumbre pero por otro lado, me fue muy enriquecedor porque me enseñó a no detenerme ante cualquier obstáculo sino a ver las otras posibilidades, así como también a aprender a confiar en mis capacidades, a tomar mis decisiones y a saber hacerme responsable-

Experiencia personal durante el intercambio.
Desde que se instaló en mi mente la posibilidad de hacer un intercambio, los procedimientos de los que tuve que hacerme cargo y hasta el momento en que me subí en el avión para iniciar mi travesía, todo fue un gran impacto para mí. Llegué a Buenos Aires con mucha alegría, expectativas y nervios. Por modificaciones en el calendario académico, tuve que integrarme inmediatamente a las actividades y a la ciudad así que, en tal situación, tuve que dejar a un lado los miedos y tomar el control y la responsabilidad porque ahora acá yo tenía también que hacerme cargo de cumplir con ciertos trámites y papeles. El primer mes de mi intercambio fue el más pesado porque implicó ir desprendiéndome de mis rutinas, espacios y conocidos para incorporarme y adaptarme por mi propia cuenta a otra cultura. Durante mi estancia, recibí muy buen trato de la gente, sobre todo cuando se daban cuenta de que era mexicana pues muchos tienen curiosidad por conocer lugares de México, otros me preguntaban sobre nuestra cultura y sobre cómo se vivía en el aspecto de la economía, los estudios y  la seguridad. En el lugar en donde estuve viviendo, pude conocer a connacionales, brasileños y colombianos que también estaban de intercambio; ellos constituyeron una pequeña “familia” en donde más allá de la cultura que intercambiábamos, estaba el apoyo y la 4comprensión al estar viviendo la misma experiencia. Fue muy  significativo y enriquecedor poder contrastar situaciones, experiencias, perspectivas  e historias diferentes porque me hicieron repensar varias cosas, plantearme otras preguntas y valorar muchas otras cosas tanto a nivel personal como a nivel académico y a nivel cultural. Disfruté mucho conocer la ciudad, su cultura, su folklore, sus monumentos y su historia. Buenos Aires es una ciudad muy cultural y siempre tuvo algo que ofrecer: festivales de tango, de cine, de literatura, exposiciones, ferias, monumentos, museos, bibliotecas y espectáculos. Durante mi intercambio tuve  momentos de mucha incertidumbre sin embargo, tales momentos me fortalecieron y me hicieron aprender a desenvolverme de una manera distinta, a hacer frente a diversas situaciones y a convivir con diferentes modos de pensar. Fue una paulatina transformación y crecimiento personales. En general, todas y cada una de las experiencias que viví durante mi intercambio fueron muy interesantes, desafiantes y transformadoras; tuve la oportunidad de ir representando a mi país, a mi universidad y de poder compartir con otros parte de la historia y cultura mexicana, así como de las transiciones  e inquietudes por las que actualmente vivimos. Por otro lado, esta experiencia me exigió tener mucho valor, inteligencia, flexibilidad y coraje porque fue la primera vez que vivía sola y durante mucho tiempo. También, fue para mí una gran experiencia en donde tuve la oportunidad de demostrarme a mí misma que la diabetes no es impedimento alguno y de poder lograr una mayor autonomía.

Experiencia académica durante el intercambio.
Tuve que eliminar dos materias que originalmente había incluido en mi proyecto de equivalencia debido a que me 8informaron que la caga bibliográfica para cada cátedra es abundante. Al final, fueron tres materias las que cursé: “Psicología de la tercera edad y la vejez”, la cual encontré muy interesante pues los textos más allá de describir aspectos de la tercera edad, estaban siempre orientados a pensar formas de empoderamiento y de inclusión de los adultos mayores en el tejido social, así como también se reflexionaba acerca de rescatar su historia y eliminar perspectivas estereotipadas en la enfermedad. Realicé un taller sobre “sexualidad después de los 60 años” el cual me dio la oportunidad de identificar y aterrizar la teoría en la interacción con los adultos mayores así como conocer su experiencia, así como vivienciar el rol del psicólogo en el trabajo con adultos mayores. Posteriormente, en equipo realicé una monografía en donde a partir de los temas que surgieron durante el taller, se articularon la teoría y con reflexiones.  “Técnicas grupales en psicología comunitaria” fue otra materia en la que en el mismo grupo fuimos observando, identificando y trabajando la constitución y el proceso grupal. Cada uno se encargaba de realizar un diario de cursada con sus observaciones y reflexiones que iba plasmando para posteriormente reflexionarlas como grupo en consonancia con la teoría. Por último, “Introducción a los estudios de género” resultó para mí la materia más interesante y desafiante debido a que todos los temas y la bibliografía que se abordó incitaban a pasar y a deconstruir perspectivas que tanto histórica como cultural y socialmente hemos cargado y que nos han determinado a pensar, sentir y actuar de determinada manera en función de nuestro género. En esta materia se pidieron dos monografías: la primera consistió en una articulación teórica; la segunda consistió en abordar y desarrollar una temática a partir de la perspectiva de género y articularla con la teoría revisada. Tales monografías fueron un desafío muy interesante y muy enriquecedor debido a que por el lado de género y  como futura profesional, me di cuenta de que en este momento actual de cambios y transformaciones debemos ver más allá y conocer las nuevas formas de enfermar, así como debemos enunciar lo diferente, verlo en su positividad y especificidad. Los coloquios como instancia evaluatoria fueron todo un reto porque nunca en mi licenciatura de tenido exámenes orales sin embrago,  considero que fue una oportunidad muy provechosa ya que me enseño a el poder expresarme, articular  y sustentar ordenadamente mis ideas. Académicamente quedé muy satisfecha y disfruté mucho cada una de las clases ya que algo que noté mucho fue la participación activa de los alumnos quienes no temían expresar sus ideas, sus críticas, sus preguntas, sus hipótesis, sus argumentos, sus desacuerdos e inquietudes. Todo ello formaba un clima muy interactivo en donde se llegaba a un aprendizaje construido en conjunto y aterrizado a la realidad.

Experiencia de realizar la promoción de la Universidad de Guanajuato.
Para mí fue muy importante velar por una imagen honesta y responsable como alumna de intercambio y alumna 6embajadora de la UG. Me entusiasmé mucho cuando recibí la caja con todo el material imaginando la forma en que podría dar a conocer a la UG. Empecé por hablarles  y contestar las dudas a mis compañeros de clase, así como también les entregué algunos folletos, les di mi dirección de correo electrónico y les envié más datos por este mismo medio. El 11 de octubre, asistí a una cátedra libre llamada “Psicología del poder popular” que algunos alumnos de la facultad de psicología organizan por cuenta propia. Al final de la sesión, les platiqué brevemente de la UG, de los convenios y las posibilidades de intercambio, de la oferta académica; también, les entregué folletos. Algunas de sus dudas fueron si la UG era pública o privada, si en psicología estaba la perspectiva psicoanalítica, si podían irse un cuatrimestre o un año, los procedimientos y requisitos (en este punto yo les comenté acerca de lo que yo hice sin embargo, les sugerí que se acercaran con cooperación y extensión académica de la UBA para que se informaran de forma puntual acerca de los requisitos). El 18 de octubre me entrevisté con el Subsecretario de extensión académica, el Lic. Pablo Muñoz y la Lic. Gabriela, encargada de alumnos internacionales. En la reunión, les di un breve recorrido de la historia de la UG, así como de sus distinciones y de su oferta académica. Les dejé unos cuantos folletos esto con el fin de que puedan proporcionárselos en un futuro a alumnos interesados en realizar un intercambio. De esta reunión se programó una charla informativa para el 7 de noviembre a la que se le dio difusión vía internet en la página de la facultad de psicología, en el apartado de extensión. Yo por mi parte, pegué en los espacios concedidos unos carteles. Sin embargo, la charla tuvo que posponerse hasta el 21 de noviembre por el brote de varicela que 2tuve. En la charla del 21, proyecté un power point  en donde daba un recorrido por la UG: su filosofía, su historia, su organización, su oferta académica y cultural. Asistieron cinco chicos (creo que no hubo mucha asistencia debido a que ya era fecha de finales) y me preguntaron acerca de cómo funcionaban los convenios, si había becas para extranjeros, si podía alargarse el intercambio a un año y si podían ir a tomar algún diplomado o posgrado. Yo les comenté acerca de mi caso, por JIMA, los procedimientos, los requisitos que me solicitaban así como de los apoyos que me proporcionaba en cuanto a la condonación de la inscripción y la cobertura del hospedaje y la alimentación. Les comenté que contaban con mi mail para yo ser su contacto y guía en caso de que se interesaran en realizar un intercambio a la UG. Les comenté acerca de la importancia de revisar y realizar la equivalencia de materias, de planear con medio año de antelación para poder cumplir con todos los requisitos. También, me preguntaron acerca de si la carga horaria y bibliográfica era muy diferente. En este aspecto, les comenté que, en promedio, llevamos cinco materias por semestre y que la carga bibliográfica es menor, cosa que deberán tener en cuenta al momento de solicitar un intercambio. Por otro lado, para mí fue un gusto que me preguntaran, se interesaran acerca de la UG, que se interesaran y yo tener la oportunidad de venir a representar a mi universidad a otro país.

Conclusiones.
Esta experiencia de intercambio es invaluable, no la podría comparar ni la podría cambiar por nada. Por un lado me ha permito descubrir, conocer e inmiscuirme en una cultura diferente, en un ritmo y estilo de vida distintos, en la forma de pensar y abordar las circunstancias.

5Académicamente, me quedo muy satisfecha y muy enriquecida con la bibliografía de cada cursada, con las experiencias personales y profesionales de los docentes, con la oportunidad de participar en programas (como las visitancias con los adultos mayores) y con la oportunidad de presenciar mesas de diversas temáticas. También, aprendí mucho a defender mi punto de vista, así como escuchar al otro gracias a los debates, críticas, reflexiones y propuestas por parte de los alumnos.

Me gustó mucho también poder encontrarme  y compartir con otros alumnos de intercambio provenientes de otras universidades de México (la Ibero, la Universidad de las Américas), así como también estudiantes de otros países (Colombia, Brasil y Alemania). Por otro lado, a nivel personal, este intercambio fue muy desafiante y me ayudó a confrontarme a mí misma ante diversas experiencias. El hecho de estar muy lejos de lo conocido, de no tener conocimiento previo acerca de cómo se me iba a evaluar y de tener que ser responsable de mí, constituyó todo un escenario que, aunque en ocasiones te den ganas de huir, al final te hicieron crecer y empezar a abordar la vida desde otra perspectiva más objetiva pero al mismo tiempo más flexible, así como también no tener miedo de proponer y de proceder de formas distintas a las conocidas.

Este tipo de experiencia, desde el pensarla como un proyecto posible, el ir poco a poco reuniendo y construyendo los medios para hacerla posible y el vivirla como un reto elegido por cuenta propia, abren la oportunidad de probarse y transformarse por medio del enriquecimiento a nivel personal, académico y cultural.

Universidad de Guanajuato
Dirección de Relaciones Internacionales y Colaboración Académica
Derechos Reservados 2012
Lascuráin de Retana #5, Col. Centro, C. P. 36000, Guanajuato, Gto.
Tel: +52 (473) 732 00 06. Exts: 1011 y 2709